jueves, 17 de octubre de 2013

Sugerencias a la derecha nacionalista de Chile.

Chile está en problemas, ideologías de izquierdas han logrado manipular las consciencias de muchas personas dentro de la nación, para enfrentar este panorama apoyado por los medios de comunicación masivos hay que usar una estrategia inteligente.

No pretendo formar parte del nuevo proyecto de la derecha nacionalista adherente del gobierno militar del General Augusto Pinochet, pero sí tengo algunas sugerencias que pueden ser muy útiles para su causa.

Me imagino como objetivo final llegar al poder y controlarlo a través de la toma de decisiones en las políticas públicas de la nación, un objetivo más elevado puede ser convertirse en la mejor nación y la más libre del mundo. Muchas cosas se nos pueden ocurrir para llegar a esos dos nobles objetivos, pero intentaré ser breve en este primer artículo relacionado con el tema.

La evidencia en la historia económica nos indica que una gran nación ha llegado a ser la primera potencia mundial por más de un siglo gracias a un particular tipo de sistema económico, este es el capitalismo liberal, de hecho también la evidencia en Chile es clara que cuando el General Augusto Pinochet estableció las reformas capitalistas para mejorar la economía estatizada en Chile se convirtió en el gobernante que logró el mejor desarrollo posible de todos los que han gobernado nuestra nación.

De manera sabia el General Augusto Pinochet eligió entre varias propuestas para sacar a Chile del estancamiento provocado por los malos gobiernos anteriores, en particular el desastre generado por la Unidad Popular. Lo que hizo fue privatizar empresas, permitir competencia entre empresas nacionales y extranjeras, liberalizar la economía, modernizar las instituciones y cerrar mucha burocracia estatal que no sirve, de hecho el General Augusto Pinochet fue uno de los gobernantes a nivel mundial que más achicó el estado en todo el Siglo XX haciendo que la economía nacional sea más eficiente que la del resto en América Latina.

Un capitalismo liberal no tiene por qué ser ajeno a un fuerte sentimiento de patriotismo y una  acción política nacionalista, trabajando las tradiciones y valores que representan a los individuos de este país llamado Chile podemos llegar a ser los mejores, de hecho el complemento entre ambos (capitalismo y nacionalismo)  puede ser la mejor realidad política posible. Es cosa de investigar cómo Estados Unidos llegó a ser la nación más importante del mundo, influyendo económicamente y culturalmente a prácticamente todos los sectores del mundo, esto fue posible gracias a un profundo sentimiento patriótico nacionalista y un elevado conocimiento del sistema capitalista.

El mejor sistema para elevar la calidad de vida de los nacionales, es la economía de mercado (sistema capitalista) hasta que no conozcamos uno mejor recomiendo profundizar este, si siguen esta recomendación les escribo, que en la opinión pública nacional no es fácil defender este sistema abiertamente porque los intelectuales socialistas han hecho de las suyas, por lo que en el próximo párrafo haré algunas recomendaciones para adoptar la mejor forma de dirigirse a los medios de comunicación masivos.

Es mejor hablar de economía libre y no de capitalismo, es preciso decir que en una economía libre los individuos tienen mayor soberanía y esto es muy importante para que la nación en su conjunto sea sana, cuando hablen sobre lo nefasto que es el comunismo, decir que son “anticomunismo” es distinto a retratarse como “anticomunistas” sugiero dejar en claro que están en contra de las ideologías que esclavizan y no en contra de las personas, de hecho aunque no lo crean más de algún comunista todavía puede ingresar al buen camino (yo soy un ex-izquierdista que entendió el mejor proceso vivido por Chile, el de los años 80’ y los beneficios superiores de una economía muy libre), conozco muy bien a los izquierdistas y van a tratar de aislarlos como “extremistas de derechas” y “pinochetistas”, por lo que recomiendo que cuando les pregunten por el gobierno militar digan que lo que para muchos fue la libertad no pueden negar que para otros haya sido una dictadura, aunque en este punto sería bueno profundizar sobre las causas izquierdistas que condujeron a tal nivel de violencia y caos social ya que ningún grupo político habla de eso, dejar en claro que Uds. Quieren lo mejor para la nación y aunque sus ideas en principio sean impopulares, sus convicciones son verdaderas y las mejores.

Yo sé que posiblemente muchas cosas que recomiendo no las seguirán porque no tengo la tradición de derecha nacionalista que tienen Uds. De hecho llevo recién dos años en política y un año y medio en la derecha, pero me dirijo a Uds. como un chileno muy preocupado por la realidad nacional debido a que la mayoría de la juventud que se compromete con la política tiene un giro a la izquierda más allá de las dimensiones de Allende, lo cual puede ser muy nefasto para la nación, a pesar de que las políticas públicas del General Pinochet hayan generado una estabilidad duradera en lo político, económico y social, los izquierdistas son capaces de destruir todas las instituciones sanas, ya lo han hecho en parte.

La izquierda trabaja el mundo de las ideas y con esto a pesar de que muchas cosas que se exponen en la opinión pública como “abusos del sistema neoliberal establecido por Pinochet” no tengan nada que ver con eso, pueden crear una sensación real a través de una mentira repetida, a la derecha le falta explotar el mundo de las ideas, la UDI-RN han sido avasallados en este tema debido a que les da vergüenza reconocer sus orígenes y ahora son dos partidos izquierdistas que solo ofrecen socialdemocracia sin cafeína, por lo que es necesario una derecha sólida que ofrezca libertad y sea consecuente con este ideal, aunque al principio la tarea será muy dura producto de una acción política muy adversa, más adelante podremos observar y deleitarnos con los objetivos cumplidos ya que nuestros argumentos son superiores porque son acertados, la evidencia histórica y económica nos indica cual es el camino correcto y como la tarea de las derechas siempre ha sido establecer el orden de lo correcto, si se sigue otro camino solo formarán parte del montón de partidos izquierdistas.

Respetar tres derechos reales, a la vida, a la libertad y a la propiedad es lo que ha convertido naciones en las mejores, al punto de alcanzar los niveles más elevados de calidad de vida, es esto lo que tienen que defender, en contra de esos falsos derechos izquierdistas del “todo gratis” que no son más que necesidades, las cuales se atienden mejor con una economía totalmente libre, Chile necesita un estado limitado con una fuerte defensa nacional y una justicia desarrollada (no como el chiste actual de “justicia”) y mercados totalmente libres, si se aplicase esto mañana, les aseguro que Chile se introduciría dentro de las mejores naciones en el mundo en menos de una década.


Son hombres valientes los que han defendido las ideas correctas a pesar de la situación adversa, le deseo el mejor de los éxitos a cualquier nuevo proyecto de derecha nacionalista.