lunes, 30 de septiembre de 2013

La libertad genera prosperidad.



Este asunto de que cuando las sociedades se dedican a cultivar la libertad en un determinado momento y lugar superan las expectativas de cualquier persona que vivía bajo un sistema de control totalitario o incluso control más suave del estado es una ley que considero absoluta.

Donde el estado regulaba e intervenía en cada aspecto del ser humano en búsqueda de la igualdad material bajo un régimen comunista hubo miseria lapidaria, en casi todos estos lugares cambió la perspectiva hace unos años hacia la libertad aunque no del todo obviamente porque siguen existiendo regulaciones que limitan este ideal.

Para mí lo que dice Milton Friedman en su frase “Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un amplio grado de ambas” es una ley absoluta de la existencia, debido a que donde hay libertad existe creatividad, interacciones voluntarias, mejor desarrollo físico, mental, material, moral y espiritual, entre otras cosas. Todo esto produce algo interesante, porque además de que existe una soberanía de cada individuo se puede decir que las personas comienzan a valorarse producto de que todos individualmente son muy necesarios, es decir tienen una igualdad en cuanto a la dignidad.

Las dos clases de igualdad que se pueden aplicar a la realidad sin dañar las interacciones voluntarias y las decisiones con soberanía individual se relacionan con la dignidad de cada uno y lo que se produce cuando se quiere hacer cumplir la ley con verdadera justicia, es decir todos los seres humanos son igualmente necesarios, desde el obrero de ingresos bajos hasta el multimillonario capitalista tienen la misma dignidad, además de tener la misma igualdad ante la ley, esto solo se puede dar en un lugar donde exista mucha libertad entendida como responsabilidad ya que las acciones producidas en un lugar donde busca una igualdad que no es posible producto de nuestras diferencias naturales, no existe ni igualdad ante la ley y mucho menos igual dignidad.

Podemos analizar como las economías más libres alrededor del mundo consiguen mejorar la calidad de vida de las personas en todo sentido, desde sus derechos y actividades hasta sus proyecciones en el futuro, la evidencia es muy firme a favor de estos países más libres sobretodo en el ámbito de el PIB pero también hay otros indicadores interesantes como la esperanza de vida al nacer, el nivel de educación y los ambientes más limpios para vivir, cosas que supuestamente se mejoran con más estado, eso es lo que nos quiere hacer creer la izquierda cuando precisamente es todo lo contrario, el mejor sistema posible dentro de nuestra patria es un gobierno limitado a sus verdaderas funciones con los mercados libres que permiten la soberanía individual en las decisiones de las personas.